¿Qué condiciones puede abordar K?

K puede resolver la mayoría de las condiciones de atención primaria, incluyendo problemas agudos, salud de las mujer y condiciones crónicas. K no puede abordar ortopedia, dermatología, embarazo o lesiones como quemaduras o cortes.

Aquí está la lista completa de condiciones que K puede abordar.

Dolor Abdominal General
Acné
Bronquitis
Diverticulitis Aguda
Intoxicación Alimentaria Aguda
Hepatitis Aguda
Sinusitis Aguda
Reacción Alérgica
Rinitis Alérgica
Fisura Anal
Fisura Anal
Trastorno de Ansiedad
Estomatitis Aftosa
Apendicitis
Asma
Pie de Atleta
Vaginitis Atrófica
Vaginosis Bacteriana
Parálisis de Bell
Vértigo Posicional Paroxístico Benigno
Hiperplasia Prostática Benigna (HPB)
Infección de la Vejiga
Blefaritis
Arritmia Cardíaca (Disritmia Cardíaca o Latido Cardíaco Irregular)
Síndrome del Túnel Carpiano
Cataratas
Enfermedad Celíaca
Celulitis
Radiculopatía Cervical
Esguince Cervical
Colecistitis
Cirrosis
Claudicación Intermitente
Cefalea en Racimos
Insuficiencia Cardíaca Congestiva (ICC) Descompensada
Conjuntivitis
Estreñimiento
Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
Abrasión Corneal
Enfermedad de Crohn
Deshidratación
Infección/Absceso Dental
Diabetes Tipo 1
Diabetes Tipo 2
Pie Diabético
Neuropatía Diabética
Diverticulitis Aguda
Sangrado Diverticular Agudo
Ojo Seco
Dismenorrea
Endometriosis
Epididimitis
Disfunción Eréctil
Fatiga
Fibromialgia
Gastritis
Gastroenteritis
Herpes Genital
Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico (ERGE)
Artritis Gotosa / Gota
Enfermedad de Graves
Cefalea General
Golpe de Calor
Hemorroides
Hernia
Urticaria
Orzuelo
Hiperopia
Hipertiroidismo
Hipotiroidismo
Hernia Encarcelada
Influenza
Uña Encarnada
Anemia por Deficiencia de Hierro
SII
Intolerancia a la Lactosa
Laringitis
Afecciones Locales Benignas de la Mama
Lumbago
Radiculopatía Lumbar
Lupus Eritematoso Sistémico (Lupus o LES)
Enfermedad de Lyme
Linfadenitis
Linfedema
Trastorno Depresivo del Ánimo
Mastitis
Enfermedad de Meniere
Meningitis
Menopausia
Migraña
Mittelschmerz
Mononucleosis Infecciosa
Dolor Torácico Musculoesquelético
Ataque Cardíaco
Desprendimiento de Retina
Embarazo
Apnea Obstructiva del Sueño
Candidiasis Oral
Hipotensión Ortostática
Osteoartritis (OA)
Otitis Externa
Otitis Media
Quiste Ovárico
Torsión Ovárica
Pancreatitis
Ataque de Pánico
Parotiditis
Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP)
Enfermedad Ulcero Péptica
Fascitis Plantar
Neumonía
Síndrome del Ovario Poliquístico
Síndrome Postconmocional
Síndrome Premenstrual (SPM)
Presbiacusia
Prostatitis Aguda
Embolia Pulmonar
Pielonefritis
Enfermedad de Raynaud
Cálculo Renal
Artritis Reumatoide
Artritis Séptica (Artritis Infecciosa)
Culebrilla
Síndrome de Sjögren
Estenosis del Conducto Vertebral
Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS)
Faringitis Estreptocócica
Accidente Cerebrovascular
Hemorragia Subconjuntival
Cefalea tensional
Tinnitus
Disfunción de la Articulación Temporomandibular (ATM)
Torticolis
Accidente Isquémico Transitorio (AIT)
Colitis Ulcerativa
Neuropatía del Nervio Ulnar
Infección Respiratoria Alta
Leiomioma Uterino
Prolapso Uterino
Infección Vaginal por Levaduras
Venas Varicosas
Síncope Vasovagal
Neuritis Vestibular
Faringitis Viral
Moscas Volantes
Vulvovaginitis

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0